Pinta de energía la ciudad

Un trabajo minucioso y orientado a la satisfacción de sus clientas es el que desarrolla la coquimbana Andrea Álvarez Oliva. Tanto, que casi raya en el análisis psicológico, pues debe comprender qué es lo que esperan ellas cuando llegan a su taller o envían un correo electrónico sólo con una idea: conseguir sus zapatillas personalizadas y pintadas a mano de Pintatupinta.

“La primera vez pinté zapatillas para mí, las subí a internet y mucha gente las quiso. Como pasatiempo pinté otras y las vendí. Después me hicieron muchos más pedidos y llegó un momento en el que no supe qué más pintar y pregunté qué querían y ahí partió mi trabajo personalizado y exclusivo”, sostiene, y agrega que “más que el tiempo que me tomo en pintar, me dedico más a entender lo que quiere la persona. Aparte de llevar a cabo una buena pintura, considero muy importante lo que quiere la clienta”.

Casi sin darse cuenta, desde hace alrededor de cuatro años Andrea ha manejado conceptos básicos de marketing que la han llevado a formar su propio negocio, que es hoy su principal sustento. “Instintivamente empecé algo que nunca pensé que iba a llegar donde llegó. Vivo de esto y todo lo que tengo es por esto”, asegura.

Publica sus creaciones en su blog y Facebook, y de inmediato los pedidos empiezan a llegar. “Al principio vendí muy barato y la misma gente me decía que estaba cobrando muy poco. Hasta ese tiempo ellos mismos ponían precio. Cuando se volvió mi trabajo estable, empecé a medir cuánto tiempo dedicaba y el costo de la materia prima”, explica.

A partir de este año formalizó su trabajo en el Servicio de Impuestos Internos y manifiesta que “cuando me di cuenta que esto iba en serio, pensé que ya debía sacar boletas y siento que eso le dio seguridad a la gente. Dar boleta o factura me ha traído más clientes que sienten confianza”.

Tanto le interesa dejar a su público conforme y mantenerlo en el tiempo, que no está dispuesta a subir demasiado sus precios ni a masificar el producto. “No quiero cobrar caro porque aún llego a gente joven que no gana mucha plata. Por eso ahora también pinto botas, que son para un público que puede pagar por un trabajo exclusivo. Pero quiero mantener mi público, que son las adolescentes. ¡Ya hubiese querido yo a los 16 años unas zapatillas de un grupo! Ese es mi público emocional, el que encuentra lo mejor de la vida cuando le llegan sus zapatillas”, relata con algo de emoción.

Sus proyecciones en lo inmediato son continuar con su forma de trabajo, utilizando internet y los envíos vía correspondencia a la región, el país y el extranjero, pese a que cada vez su clientela aumenta y el trabajo administrativo también. “Trabajo más que cualquier persona con horario de oficina. Pero si hay un día en que tengo que salir, me doy el gusto de hacerlo y al otro día trabajo más. Trabajo desde muy temprano en la mañana, y muchas veces hasta la noche”.

A mediando plazo, Andrea Álvarez espera instalar una tienda en Coquimbo o La Serena y con ello difundir su trabajo y el de otros diseñadores jóvenes, como los que junto a ella conforman el colectivo Puerto Pasarela. “Mientras más pinto, más ganas me dan de seguir pintando. Soy apasionada y si me pongo a hacer algo no paro hasta que termino”.

Con esa energía y pasión, se atreve a recomendar a otros emprendedores que “hay que trabajar mucho, con mucha motivación, porque no tener un jefe que te diga qué hacer facilita  que te den ganas de rendirte al poco tiempo. Aparte, hay que probar mucho porque en mi caso se dio casi azarosamente, hice algo que no se había hecho y todo empezó a salir solo y eso yo lo tomo como suerte. La gente que quiere empezar idealmente debe ofrecer originalidad, especialmente nosotros que somos de región. Además de eso, trabajar mucho, porque todo en la vida cuesta”, señala.

En su blog, además de la colección de zapatillas, se encuentran las bases del concurso “Coloréala”, que organiza Andrea para premiar a sus fieles clientas. La idea es crear cualquier expresión artística que involucre tu par de zapatillas Pintatupinta y enviarla a pintatupinta@hotmail.com. El premio para la ganadora será, cómo no, un par de zapatillas modelo Victoria pintadas a gusto del consumidor.

Pintatupinta:

Contacto: Andrea Álvarez Oliva

Correo Electrónico: pintatupinta@hotmail.com

Fono: 8-2433712

Web: www.pintatupinta.blogspot.com

Perfil Facebook: Pintatupinta Chile

0 pensamientos en “Pinta de energía la ciudad

  1. aunque debo admitir, que me dio un poco de verguenza leerme, jeje…. quedo super linda la nota, muchas gracias, por el tiempo y dedicación… claro, tb por la difusión, ojala todos puedan “arriegarse” de esta manera y tener el apoyo en distintos ambitos, muchas gracias a Carmen, por su buena onda, y saludos a todo el equipo;)

  2. Muy buena nota, admiro a esta artista por toda la pasión con que realiza su trabajo, hace algun tiempo le encargue unas zapatillas y pueod comprobar que ella disfruta de sutrabajo desde que se lo encargan hasta que puede corroborar que dejo a la clienta feliz!
    ES una gran mujer!
    SEka, Talentosa y con un bello corazon!
    saludos a la artista!

  3. Bueno creo que las cosas buenas hay que destacarlas, y se nota que estamos frente a una emprendedora innovadora innata. Suerte en todo, necesitamos potenciar el emprendimiento en toda su expresión, es algo apasionante que pone a prueba nuestra voluntad y perserverancia.

  4. Pingback: Circolor: La colorida nueva vida de la antigua ropa « arriesgo

  5. Pingback: Hoy: Bazar La Gracia abre sus puertas en La Serena « arriesgo

  6. Pingback: 56% de los microempresarios no participa en organizaciones « arriesgo

  7. Pingback: El año de arriesgarse y lanzarse con todo « arriesgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>