Entrevista al fundador de Mapcity, el emprendedor que llevó los mapas a la masa

La web Mapcity es conocida por permitir buscar con exactitud cualquier dirección en ciudades como Santiago y Valparaíso. El servicio es gratuito y por eso muchos se han preguntado cómo gana dinero la empresa. Lo cierto es que este servicio es sólo su cara conocida y el que ha convertido a esta web en una de las más renombradas de Chile.

Pero su modelo de negocios es uno muy diferente. Lo que hace Mapcity es mapear la ciudad completa, con información sobre sus habitantes, comercio, empresas y servicios. Luego, analiza y cruza esos datos desde una perspectiva geográfica y se los vende a grandes y medianas empresas, las que la utilizan en su toma de decisiones.

Sigue leyendo

“Queremos que Chile sea el polo regional de la innovación”

El programa de Corfo Start-Up Chile ha hecho harto ruido. En las últimas semanas los emprendedores beneficiados por esta iniciativa han visitado diversas ciudades de Chile, de manera de contagiar a la gente de regiones con sus ideas a lo Silicon Valley. Un alcance similar es el que busca el más reciente programa, Global Connection. “Interconexión” es la palabra clave y la que utiliza el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre, para explicar la meta de ambos proyectos.

En entrevista con Arriesgo, Cheyre asegura que el objetivo final de Global Connection “es potenciar a los emprendedores chilenos para que puedan tener un alcance mundial. Hay negocios que quizás en el mercado chileno no sean rentables, pero si uno se conecta con el resto del mundo sí pueden ser tremendamente rentables”.

A su juicio, en Chile hay talento. Y bastante. “Lo que la falta es construir las redes para poder potenciar sus negocio e iniciativas como éstas, asociadas a incubadoras exitosas de Silicon Valley, son un paso tremendamente importante”, expresa. Asegura también que hoy están partiendo con 20 emprendedores chilenos para que aceleren sus negocios allá, pero la meta es llegar a cien en los próximos años.

“La idea es que se contacten con otras realidades, con inversionistas internacionales y, especialmente, que armen redes, que vean la forma cómo poder potenciar su negocio en otros países. Hasta ahora la recepeción ha sido muy buena, tenemos muchas expectativas”, explica.

Según Cheyre, ambos programas son parte de una batería de iniciativas que apuntan hacia una gran meta en la que algunos están trabajando hace algún tiempo: “Nuestro gran anhelo es que Chile de verdad sea el polo regional de la innovación y el emprendimiento. Eso requiere mucho trabajo, pero vamos en esa línea”.

Otro de los focos en que está trabajando Corfo es en la profundización de la industria de capital de riesgo en el país. En ese sentido, adelanta que a mediados de año lanzarán el llamado “Fondo de fondos”, proyecto que fue anunciado el año pasado y que potenciará el financiamiento para emprendedores. “Lo que queremos es poder traer expertise internacional en materia de organización de capital de riesgo. Creemos que aquí todavía falta mucho por hacer. Todos los emprendedores que tenemos en Chile necesitan conectarse mejor con los inversionistas de capital de riesgo locales y la experiencia internacional puede ser un gran aporte en ese sentido”, explica.

Y Cheyre remata: “En Chile hay muchos administradores de fondos de inversión, pero los incentivos nunca han estado bien puestos como para que se metan de frentón en el tema de capital de nuevos negocios. Los actuales inversionistas chilenos de capital de riesgo han estado un poco alejados de los nuevos emprendimientos. Nosotros queremos ayudarlos a potenciar eso”.

Iván Vera: “El talentismo pondrá de rodillas al capitalismo”

Iván Vera se volvió enamorar. Ya hace 21 años se había enamorado. Y de un problema: cómo hacer para que las grandes empresas en Chile innoven sistemáticamente. Lleva más de dos décadas trabajando en ese desafío a través de la ex consultora IGT, hoy Innspiral. “Eso ya está ocurriendo”, asegura. Y como emprendedor apasionado, el también fundador de Speaker’s Corner se ha vuelto a enamorar, y otra vez de un problema: cómo hacer que en Chile existan las condiciones para que los jóvenes sub 30 puedan crear emprendimientos que la rompan.

Sigue leyendo

Tres preguntas a… Fernando Contreras, de Sercotec Coquimbo

Fernando Contreras es desde este año el director de Sercotec Coquimbo

Fernando Contreras Jara está a cargo en la Región de Coquimbo de un organismo que se ha vuelto el bastón de apoyo de los micro y pequeños empresarios: el Servico de Cooperación Técnica, Sercotec.

Desde la dirección regional de este servicio, Contreras ha debido aportar a la creación de un millón de nuevos empleos en el país durante el periodo del Presidente Sebastián Piñera, una de las metas más ambiciosas de su Plan de Gobierno.

En este marco, la autoridad se sometió al cuestionario de Arriesgo y estas son sus respuestas a “Las tres preguntas a… Fernando Contreras, director de Sercotec Región de Coquimbo”.

Sigue leyendo

“Las historias de éxito insipiran a los emprendedores”

Tolerancia a la frustración, una de las claves según José Miguel Musalem

 

Por Darío Zambra Briceño

¿Qué pasa por la mente de un inversionista en capital de riesgo? ¿Cuál es su lógica? ¿Y su visión del mundo? Esas son sólo algunas de las muchas preguntas que se han hecho todos los emprendedores que les han presentado sus proyectos a estos financistas. Y la verdad es que son pocas las oportunidades para conversar acerca de lo que andan buscando estos empresarios que adoran apostar por los nuevos negocios. Y nosotros la tuvimos.

Arriesgo conversó con José Miguel Musalem, socio fundador de Aurus Gestión de Inversiones, donde tiene a su cargo las áreas de Capital Privado y Capital de Riesgo. Su trayectoria en el mundo empresarial es extensa, pero destacan su paso por el departamento de Estudios del Grupo Cruzat, la gerencia de la división de Bebidas Gaseosas de la CCU y la fundación de Moneda Asset Management.

Musalem es más sintético y se define como un hombre que se dedica “a crear empresas, una tras otra. Por cierto he tenido fracasos, en los que he perdido mucha plata. ¿Lo peor? Cuando te empiezas a preguntar por qué no caché esto y te empiezas a sentir un poco tonto y surgen un montón de dudas. Esa es la parte que hay que superar y olvidar”.

Ahí pone el acento este inversionista, en la capacidad que debe tener un emprendedor para tolerar los fracasos y las frustraciones. “Nadie que sea intolerante a la frustración puede tener éxito emprendiendo. Ninguna posibilidad”, sentencia. Y agrega: “En general a los colegios y a los profesores la diversidad les molesta, porque produce conflicto y tienden a estandarizar y a que todos hagan las cosas igual. Eso no favorece una cultura emprendedora. Y si le agregas que la sociedad te castiga cuando fracasas…”

No se alarmen. Según Musalem, hay buenas nuevas. “La buena noticia es que está cambiando”. Asegura que en este último tiempo ha conocido muchas historias de éxito, que es finalmente lo que anda buscando este experimentado emprendedor. “Esa es la contribución que nosotros podemos hacer, financiar, promover y trabajar duro con quien corresponda para tener historias de éxito”, afirma.

Pero la tarea no queda ahí. “Después viene la difusión. Tomar a esa persona y que recorra Chile, que hable, que cuente las cosas buenas y las malas. Alguien que sabe exactamente por lo que está pasando a los emprendedores les inspira a seguir, les da más fuerza. Y son muchas las historias de éxito que hay en Chile”.

Musalem deja claro que no se refiere a mentes brillantes ni mucho menos. Por el contrario, “busco personas con un inteligencia normal. Cuando es así es más simple. Yo no contrato a nadie con un alto coeficiente intelectual. Si tiene un CE de 200 no me interesa. Lo que busco es que tenga una vocación por hacer bien las cosas, que tolere las frustraciones y que sea perseverante”.

Esas últimas tres son, a su juicio, los secretos de un buen emprendedor. “Como inversionistas ponemos el ojo en las personas y especialmente en estas características, porque si no es muy difícil que pueda emprender. En todo caso, cuando nos damos cuenta de que la idea es muy buena y que falta algo en el emprendedor, nosotros la complementamos y le llevamos a otra persona para que la ayude y le supla la debilidad que tiene”.

Y antes de cerrar, una curiosidad. Musalem cuenta que más de una vez le ha pasado que los emprendedores invierten la plata en algo distinto de lo que se comprometió con el financista de capital de riesgo. Algo que sin duda juega en contra de la imagen de quiénes están partiendo con sus negocios. Feo ¿verdad? ¿Ustedes conocen alguien que haya hecho algo parecido?

“Las empresas no entienden mucho lo que es la innovación”

Lorenzo Gazmuri, gerente general de Copec, fue el protagonista de la última jornada. El CEO de la firma del holding AntarChile expuso sobre algunas de las innovaciones más relevantes de la empresa, como Pronto Copec. Su audiencia la componían una treintena de gerentes generales de grandes compañías chilenas. Gazmuri exponía y los ejecutivos tomaban nota de las metodologías de innovación de Copec.

Así es el esquema de los CEO Meeting, los encuentros más visibles del Club de Innovación. La última de las jornadas se realizó hace un par de semanas en el restaurante Cuerovaca, en Santiago, y lo protagonizó el principal ejecutivo de Copec. Y entre los asistentes estaban los gerentes general de Movistar, 3M, Enap, Gasco, Bayer y BBVA, entre otras compañías, las que forman parte de este club, que es una empresa creada por la Universidad Adolfo Ibañez e Innspiral, antes conocida como IGT.

El gerente general del Club de Innovación, Tadashi Takaoka, explica que la idea es que las empresas que integran este exclusivo club “entiendan que existen las metodologías de innovación, que otros las han utilizado y funcionan. Por eso generamos esta instancia para que se encuentren, compartan sus experiencias y las dudas que tienen sobre la innovación. Finalmente, buscamos que recorran este camino acompañado”.

Takaoka cuenta que las empresas pagan una membresía y su participación implica que deben compartir sus prácticas de innovación. “Tienen que entrar en un clima de confianza y aportar, que no sólo vayan a aprender, sino que también tengan que compartir”, explica.

Sigue leyendo

“El diseño del modelo de negocio define si es escalable”

 

 

Por Roxana Zepeda Rivera

 

Christian Boada, de Endeavor

De emprendimiento y modelos de negocios sabe. Y cómo no, si es el gerente de Búsqueda y Selección de Emprendedores de Endeavor Chile. Se trata de Christian Boada, el invitado que tuvo Innovación Chile para chatear con los emprendedores sobre modelos de negocios escalables.

“El diseño del modelo de negocio (y especialmente el modelo de ingresos) es lo que define si es escalable o no, entendiendo por escalable un negocio en que los gastos crezcan linealmente mientras los ingresos crecen exponencialmente. Es decir, puede tener muchos clientes, sin por ello tener que invertir en la misma proporción”, explica este psicólogo organizacional que, por medio de su cargo en Endeavor, ha trabajado evaluando numerosos proyectos y empresas en crecimiento.

Esta experiencia lo ha llevado a darse cuenta de que “el éxito no está en la idea, sino que influye mucho la capacidad del equipo emprendedor en transformar una idea en un modelo de negocios. Si es escalable mucho mejor”.

Arriesgo resumió las principales frases de Boada que giran en torno al desarrollo de un planificado modelo de negocios:

“La idea es que el tope de tu escala sea lo mas global posible, a eso se llama un negocio con escala global. Un ejemplo, Skype”.

“La mayor dificultad a la hora de hacer un modelo de negocios es calcular capacidad interna versus cubrir el mayor tamaño de mercado”.

“Una idea es buena si el mercado lo recibe bien”.

“Está lleno de ideas buenas que no tienen recepción de mercado y por tanto no son rentables y también esta lleno de ideas buenas, pero que no tienen modelo de negocio y por tanto mueren ahí”.

“Definir de antemano la escalabilidad del negocio no es algo que se diseña conscientemente, nunca ocurre sola. Por eso es importante diseñar bien los negocios. Y eso se hace con papel, lápiz y calculadora, mejor si te ayuda alguien que sepa de negocios”.

“Un experto puede saber el tamaño potencial de un negocio sólo con leer el modelo de negocios”.

“Quienes invierten saben de esto y si ustedes no lo entienden bien, aunque tengan una muy buena idea no serán capaces de levantar su interés o dinero, el método es: calcular el porcentaje de crecimiento potencial de ventas y calcular el crecimiento proyectado de gastos”.

“El nivel de innovación en las grandes empresas es bajo”

 

 

Por Calu Pinares Avila

Patricio Cortés es director ejecutivo del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Desarrollo y, además, el último invitado a participar del chat de Innovación Chile, en www.innovacion.cl, donde Arriesgo estuvo presente.

Iban tan sólo 2 minutos transcurridos del chat y Cortés sentenció que en el país “el nivel de innovación en las grandes empresas es bajo”. Y sus fundamentos son claros, pues señala que hoy las compañías presentan una serie de factores que impiden esta innovación. “Son varias causas. Las principales son orientación al corto plazo -que hace ver la innovación como un gasto-; falta dramática de conocimientos sobre qué es y cómo promover la innovación; y falta de madurez al interior de las empresas para poder iniciar un proceso de innovación”.

Pero, ¿qué es la innovación para este entendido en la materia? Necesitamos saberlo para iniciar un debate desde esa base. “Innovación es algo nuevo que crea valor, pero que viene de un proceso sistemático. Si es por una sola vez, es sólo una empresa creativa. Si es sistemático, como Google y Apple, es innovadora. El punto central es que sea nuevo + mejor (crea valor). Si es sólo nuevo, no es nada. Si sólo crea valor, tampoco. Las dos palabras juntas hablan de la sistematicidad de las empresas para hacerlo. Pero algo más importante: es de cara al cliente. Es el cliente -interno o externo- el que dice que le crearon valor. Entonces, un consumidor que recibe algo que él considera nuevo y mejor, dice que la empresa le esta entregando algo innovador”.

Según Patricio Cortés, las empresas innovadoras aún son casos aislados, “pero hay muy buenos ejemplos en utilities: Essbio, Chilectra, Entel. Y por supuesto en retail, ahí somos líderes en Latinoamérica: Falabella, Cencosud. Y en gestión de activos: AFPs, Fondos Mutuos”, señala, y agrega que “lo común es que las empresas que están en sectores altamente competitivos han desarrollado mejores habilidades para convertir a la innovación en una ventaja competitiva”.

Se desprende del relato del director ejecutivo del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad del Desarrollo, que estas empresas han alcanzado cierto grado de madurez que las vuelve innovadoras. “La madurez tiene que ver con cuatro cosas muy concretas y que son medibles en todas las empresas: La orientación del liderazgo hacia la innovación -que tanto le importa al número uno de la empresa-; qué tanto la estrategia recoge a la innovación como una variable clave; cuánto de los incentivos y recompensas se pagan o entregan en función a la contribución a la innovación; y si la organización de la empresa -cargos, responsabilidades, reportes- recogen la innovación como una tarea principal”. Estas características son comunes en las compañías en las que, además, existe espacio para que sus propios trabajadores puedan exponer ideas geniales y con proyección, que cuentan con reconocimiento y respaldo.

¿Y qué ocurre con la innovación entre los más jóvenes?, ¿existe una política de incentivo de la innovación para los estudiantes? “Muchas universidades la tienen. Un dato: Si miras el ranking de Latinoamérica de empresas creadas por alumnos, las dos primeras universidades son chilenas, la Universidad del Desarrollo y la Universidad Adolfo Ibáñez”.

Muy directo y preciso en sus planteamientos, Patricio Cortés remata con la misma idea con la que comenzó y que deja clara la importancia de la innovación para una empresa que busca proyección. “Las grandes empresas innovan poco, pues tienen el foco en reducir sus costos. Esto es bueno en el corto plazo, pero impide tener buenos resultados de mediano y largo plazo”.

El último invitado al chat de Innovación Chile fue Patricio Cortés