Girls in Tech en Chile: Las chicas y la tecnología sí se llevan bien

Cada vez somos más las mujeres que en menor o mayor medida nos acercamos e interactuamos con la tecnología, cada una con distinta suerte. Para algunas resulta natural relacionarse con los gadgets que nos provee la multitienda cercana e incluso las más jóvenes seguramente no conciben un televisor sin control remoto, la organización de un evento sin su smartphone o un viaje sin un reproductor de MP3 portátil. Y eso, capaz que me quede demodé con los artículos que menciono.

Pero si bien cada vez son más las chicas interesadas en el tema, también son muchas -y de distintas edades- las que se niegan a hacerse amigas de la tecnología o de frentón no les interesa. O peor: le temen.

Conozco varios casos femeninos en todos esos estados de avance, pero con sorpresivo agrado últimamente he conocido a muchas más chicas tech. Chicas como Katherine Gallardo y el team de Kiss my bit; como Mika Herrera, actualmente en Silicon Valley perfeccionando su emprendimiento que mezcla moda y tecnología o como Jinhee Kim y Sarah Paiji, creadoras de la aplicación Snapette. Sólo por mencionar algunas, porque en el timeline de Arriesgo en Twitter tenemos a muchas más, como Carolina Millán, Monserrat Lecaros y Andrea Obaid.

Para estas chicas y para las que coquetean con la tecnología es la convocatoria de Girls in Tech, “una organización mundial que se fundó en 2007 y que actualmente cuenta con trece mil miembros y 32 representaciones alrededor del mundo”, explica Brenna Loury, representante de esta agrupación que debuta en Chile con un meetup que se llevará a cabo este miércoles 31 de agosto, a las 19:00 horas en la Casa Lastarria de Santiago.

Brenna y su compañera en esta misión, Ann Murray, sostienen que “queríamos traer esto a Chile para que las mismas chilenas que trabajan en tecnología se pudiesen representar. El objetivo es juntarnos a crear una red para hacer networking, generar ideas y promover las experiencias en la industria de la tecnología”. Y al parecer el interés de las muchachas no ha escaseado. Ya hay cuarenta inscritas para este primer encuentro.

Pero sí. Es verdad. Aún es un campo mayormente explorado por los hombres y Brenna Loury también lo cree así. “Aunque hay algunas mujeres que están bien reconocidas por su participación y éxito en el desarrollo tecnológico. Claramente las mujeres tienen una vista distinta a los hombres, lo cual es siempre necesario para sacar el mejor producto y las mujeres son igual de capaces que los hombres en términos de tecnología”, dice.

¿El problema según Brenna? “El problema es que es un camino poco tradicional para las mujeres, especialmente en Chile. Es por eso que queremos fomentar el liderazgo y confianza de las mujeres tech y proveerles un espacio para hacerlo”.

El espacio ya se está generando. Ahora nos corresponde a las chicas abrirnos paso como otras ya lo están haciendo y creernos el cuento. En serio.